Research #4

building sustainability

Santiago López Piñeiro 

A Coruña, April 2018

 







Sostenibilidad Medioambiental Versus Inacción. Reflexiones. 


Curiosamente, parece que el concepto de sostenibilidad se ha puesto actualmente de moda como una alternativa o consecuencia de la crisis. Pero si nos remontamos a la época de la bonanza económica, los términos que se solían usar eran otros muy distintos. Así, era frecuente oír palabras, tales como, rendimiento, especulación, ganancia, pero rara vez estos hacían referencia al medioambiente y mucho menos a la sostenibilidad. En ese momento, el beneficio empresarial era lo más importante y el bienestar común se enmascaraba con un ilusorio poder adquisitivo obtenido mediante facilidades a créditos bancarios que abocaban a muchas personas hacia un desenfrenado consumismo.

Parecía que con crear puestos de trabajo y mover la economía del país, todos estábamos contentos e, incluso, se empezaba a tener la idea de que con este modelo también se contribuía a una sociedad más justa, competitiva, con una mayor autonomía y donde las oportunidades estaban al alcance de la mano.

Pero el tiempo, de manera implacable e incluso cruel, nos ha puesto en otra realidad. Peor aún, nos ha puesto en una situación que sería inimaginable desde la perspectiva de mediados de la década pasada.

Así, muchos de los grandes inversores que se jactaban de tener las mejores localizaciones y los mejores negocios inmobiliarios desaparecieron de manera sorpresiva. Eso sí, lo que antes podía valer una cantidad desorbitada de dinero, en muchas ocasiones y desde la perspectiva actual, parece que hoy nadie quiere hacerse cargo de él.

En este nuevo contexto, esos términos que corresponden a una época de desenfreno económico, empezaron a caer en desuso y dieron paso a otros nuevos. Así, hoy ya estamos familiarizados con los de eficiencia energética, de ciclo de vida, passivhaus..., o el más general de sostenibilidad, como posibles alternativas a los grandes excesos que algunos han provocado.

Pero pensemos que el término sostenibilidad es con una gran diferencia el más complejo, pues no es solamente una técnica o la utilización de unos nuevos materiales, sino que obedece a una reflexión más profunda y transversal de la sociedad.

Así, quiero apuntar una serie de reflexiones, para invitaros a trabajarlas entre todos en este Curso de Verano:



REFLEXIÓN 1. LA SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL Y LA NECESIDAD DE LO CONSTRUIDO.

Si antes, una determinada promoción urbanística tenía un sólido mercado y hoy, después de transcurrida una década está todavía parada, la pregunta es, ¿qué sucede?, ¿es que no existe ya esa necesidad? Muchas de estas construcciones que estamos contemplando en EMPTY Coruña se han realizado con un fin de inversión económica (construcción +/-especulativa) y no como respuesta lógica a una realidad social (+/-construcción necesaria).

La cuestión a debate es que la primera premisa que se debiera tener en cuenta es si a día de hoy o en un futuro es necesaria, pues en caso contrario podemos caer en estar haciendo una falsa sostenibilidad y pasándole el problema a las generaciones futuras.

El que una determinada promoción urbanística se hubiese justificado en su momento como el “enriquecimiento rápido (de unos pocos)” no debe convertirse en “la basura permanente de otros (la mayoría)”.



REFLEXIÓN 2. LA SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL Y LA INVERSIÓN.

Una vez que está construido, medio construido o solamente iniciado, ¿se debe terminar?

Para ello, habrá que considerar cada situación particular y en función de cada caso tomar una decisión, pues no se trata de justificarlo con una propuesta posible, sino con una propuesta sostenible. No se trata de inventar una actividad para darle una nueva vida, sino que esa actividad tenga un sentido y una demanda social. La sostenibilidad no debe de ser entendida como aplicar técnicas sostenibles, sino como una situación integradora que lo justifique en su conjunto.



REFLEXIÓN 3. LA SOSTENIBILIDAD Y LOS ASPECTOS TÉCNICOS DEL PROYECTO.

Algunos de los proyectos se conciben demasiado rígidos ante posibles cambios. Bien sea por sus estructuras, distancias libres entre forjados, zonas de escaleras, cuando hay que estudiar otro uso distinto, estas características condicionan las soluciones que se pueden adoptar. No es lo mismo intervenir sobre un muro de carga de hormigón armado que sobre un cerramiento de ladrillo.



REFLEXIÓN 4. LA SOSTENIBILIDAD Y LOS MATERIALES EMPLEADOS.

Si se piensa en materiales sostenibles hay parámetros más o menos objetivos para poder tomar una decisión. Por supuesto, todos aquellos cuyo impacto de CO2 sea menor serán preferibles a los que tengan un gran consumo energético en su producción o la emisión de sustancias perjudiciales. Pero cuando se piensa en un posible material, también hay que valorar su durabilidad y su adaptación para otros usos.

Una reflexión que también podemos hacer es si aun adoptando criterios de sostenibilidad, éstos son acertados. Por ejemplo. Es sabido que un material cerámico o de hormigón puede reciclarse en árido. Pero no debemos olvidar que esa “segunda vida” para ese material se hace dentro de una posibilidad que muchas veces solamente lo contempla como árido para rellenos. La obtención inicial del material ha sido muy costosa, ya no solamente en dinero, sino medioambientalmente para finalmente, situarse en sustitución de un árido de pocas prestaciones y probablemente de fácil obtención. Este tipo de planteamientos debe también ser tenido en cuenta, pues por ejemplo, una madera maciza de roble tiene siempre la posibilidad de la valorización energética (quemarla) pero la pregunta es ¿y a esto se le puede llamar sostenibilidad?



REFLEXIÓN 5. LA SOSTENIBILIDAD Y LOS SISTEMAS CONSTRUCTIVOS UTILIZADOS.

La sostenibilidad debe ser contemplada desde la unión entre el material y el sistema constructivo con el que se realiza. Por ejemplo, si se va a colocar un chapado en piedra con un mortero, la propuesta es menos sostenible que colocarla con un sistema transventilado, pues en este caso, la subestructura puede ser utilizada para otro fin o sobre la misma colocar un nuevo revestimiento (una nueva vida). También la piedra puede tener otros usos,  situación que en el sistema colocado con mortero es prácticamente imposible, pues cuando se retira se rompe y pasa a ser considerada un residuo y no como un material que se puede reutilizar.



REFLEXIÓN 6. LA SOSTENIBILIDAD COMO POSIBLE SALIDA LABORAL.

La sostenibilidad supone racionalidad y parece que no es una situación pasajera, por lo que tiene una proyección de futuro. Puede ser una posible salida laboral e incluso un interesante nicho de negocio. Esto puede ser interesante para las profesiones técnicas que han sufrido un considerable descenso de trabajo en estos últimos años.






 

 


Mark